Posts Tagged '#capa'

Núcleo de la Tierra tiene otra capa

Se ha descubierto lo que puede ser una nueva capa en el núcleo de la Tierra, aparte de la interna y externa, geocientíficos han revelado. Este descubrimiento podría ayudar a resolver los misterios del campo magnético del planeta.

El núcleo de la Tierra está compuesto principalmente de hierro, dividida en un centro sólido interno de alrededor de 2.440 kilómetros de ancho cubierto por una capa líquida externa de 2.250 km de espesor. A pesar de que la mayor parte de la base es de hierro, los investigadores sabían que también contenía una pequeña cantidad de elementos más ligeros como oxígeno y azufre.

A medida que el núcleo interno se cristalizo en el tiempo, este proceso expulso la mayor parte de estos elementos ligeros, que luego migraron a través del núcleo externo líquido. Ahora geólogos creen que han detectado todos estos elementos concentrados en la parte más externa del núcleo.

Para investigar el núcleo, los investigadores monitorearon las ondas sísmicas que viajaron a través de la capa externa. Las ondas fueron generadas por terremotos en América del Sur y el suroeste del Océano Pacífico y se registraron con las matrices de sismómetros en Japón y el norte de Europa. Las velocidades de las ondas sísmicas que viajaron a través del núcleo exterior a diferentes profundidades sugieren que su composición no sigue siendo la misma hasta el final. En cambio la parte más alta, a unos 300 km del límite, consiste en un 5 por ciento de elementos ligeros.

Estos hallazgos podrían ayudar a resolver los misterios sobre el campo magnético de la Tierra. “Un problema persistente es como ha seguido en marcha desde hace tres mil millones de años”, expresó George Helffrich, un geólogo y sismólogo de la Universidad de Bristol en Inglaterra. Se piensa que la rotación del núcleo de la Tierra da poder al campo magnético que rodea el planeta.

La solución más plausible es la expulsión de los elementos ligeros del núcleo interno liberados en lo que se llama energía potencial gravitatoria. A medida que el líquido más ligero sube, imparte la energía necesaria para impulsar hacia abajo el metal en el núcleo, que a su vez ayudó a mantener el campo magnético en ejecución. “Eso encaja con el perfil de velocidad de las ondas que observamos”, dijo Helffrich.

Terremotos futuros darían mejores observaciones de esta estructura exterior recién descubierta. Las nuevas redes sísmicas en China, India o EE.UU. proporcionarían conjuntos de datos aún más grandes.

 

Capa del núcleo compuesta por elementos ligeros resolvería dudas sobre el campo magnético de la Tierra.

Invisibilidad te puede ocultar a través del espacio y tiempo

Las capas de invisibilidad poco a poco se están volviendo en una realidad. Pero los investigadores del Imperial College de Londres han hallado una posibilidad aún más extraña y más increíble – una capa de invisibilidad que funciona tanto en el espacio y el tiempo, el blindaje de eventos de la historia misma. Y sorprendentemente la idea básica es muy simple.

Vemos las cosas porque nuestros ojos son capaces de interpretar la información de la luz visible, lo que significa ver las cosas una vez que la luz ha viajado hasta nuestros ojos. Técnicamente hablando, no vemos nada en el instante exacto que paso – siempre hay un desfase entre el objeto y cuando lo vemos. La Luna esta a un segundo-luz de distancia, el Sol un poco más de ocho minutos-luz de distancia, la estrella más cercana a 4,3 años-luz de distancia. Incluso hay lapsos de tiempo en las distancias de todos los días, pero muy pequeñas. Para algo como un metro de distancia, lo vemos como era aproximadamente hace 1 / 300 000 000 segundo.

Ahora digamos que usted está de pie a una milla de distancia de un observador. Usted comienza lentamente a disminuir la velocidad de la luz que viaja hacia el observador de modo que sólo lo hace a 60 millas por hora, o una milla por minuto. Puesto que usted está disminuyendo la luz poco a poco, el observador no será capaz de percibir el cambio. Una vez que la luz ha llegado a 60 millas por hora, el observador es lo que era ya hace un minuto. Ya ha creado un pasillo espacio-tiempo de un minuto. Ahora tienes un minuto para hacer lo que quieras sin que el observador tenga alguna idea de lo que estás sucediendo.

Una vez que termina el minuto, se apaga la máquina que ralentiza la luz,  acelerándose de nuevo y el observador ahora te ve cómo eres ahora mismo – o al menos como lo eras hace un nanosegundo. Ese minuto que paso es un bache temporal comprimido que el observador no puede percibir.  Cualquier objeto que emitió luz durante este proceso tendrá parte de su historia temporalmente comprimida.

Esta idea es completamente distinta al de la capa “común” que oculta un objeto al doblar la luz alrededor de este. En cambio la capa de espacio-tiempo abre un corredor temporal a través del cual la energía, la información y la materia pueden ser manipulados o transportados sin ser detectados.  Sin embargo debido a que por ahora solo hay una montaña de problemas técnicos la idea se quedara en la imaginación.

 

Idea extraordinaria sobre una capa que funciona tanto en el espacio como el tiempo podría ser una realidad.