¿Más de un Big Bang?

De acuerdo con la teoría del Big Bang, el tiempo ni siquiera existía antes de este punto hace unos 13.7 mil millones años. Pero ahora, el físico Roger Penrose de la Universidad de Oxford y Gurzadyan Vahe del Instituto de Física de Yerevan en Armenia han encontrado un “efecto” en la radiación de fondo de microondas (CMB) que les permite ver que paso antes del Big Bang.

El CMB es la radiación que existe en todo el universo, y se cree que pudo haber quedado de cuando el universo tenía sólo 300.000 años. A principios de 1990, los científicos descubrieron que la temperatura del CMB tiene anisotropías, lo que significa que la temperatura oscila en un nivel de aproximadamente 1 parte en 100.000. Estas fluctuaciones que se consideran fueron al azar, proporcionan una de las principales evidencias observacionales sobre la teoría del Big Bang, ya que se cree que las pequeñas fluctuaciones se han convertido en las estructuras a gran escala que vemos hoy.

Sin embargo, Penrose y Gurzadyan han descubierto círculos concéntricos dentro del CMB en el que la variación de la temperatura es mucho menor de lo esperado, lo que implica que las anisotropías del CMB no son completamente aleatorias. Los científicos creen que estos círculos se derivaron de los resultados de las colisiones entre agujeros negros supermasivos que lanzaron enormes e isotrópicas explosiones de energía, que tienen mucha más fuerza que las variaciones normales en la temperatura local. Lo extraño es que los científicos calculan que algunos de estos círculos deben haber ocurrido antes del momento del Big Bang.

El descubrimiento no sugiere que no hubo un Big Bang – más bien, apoya la idea de que podría haber sido muchos de ellos. Los científicos explican que los círculos del CMB apoyan la posibilidad de que vivimos en un universo cíclico, en el que al final de un “eón” el universo desencadena otro Big Bang que comienza con otro eón, y el proceso se repetirá indefinidamente. Los agujeros negro que causaron los círculos probablemente ocurrieron en las últimas etapas del eón anterior al nuestro, según los científicos. Debido a la gran importancia de estos pequeños círculos, los científicos seguirán trabajando para confirmar su existencia y ver qué modelos lo pueden explicar mejor.

La idea de la cosmología cíclica es que, cuando un universo se expande en toda su extensión, los agujeros negros se evaporan y toda la información que contenían se desvanecerá, eliminando la entropía del universo. En este punto, un nuevo eón con un estado de baja entropía comenzara.

 

Colisiones entre agujeros negros supermasivos liberaron enormes cantidades de energía que podrían aparecer como ráfagas esféricas.

0 Responses to “¿Más de un Big Bang?”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: