Abejas y el Problema del Viajante

Las abejas pueden encontrar la solución a un problema matemático complejo que mantendría ocupada a una computadora durante días. Científicos del Queen Mary y Royal Holloway de la Universidad de Londres han descubierto que las abejas aprenden a reconocer la ruta más corta posible entre las flores. Las abejas han demostrado que son efectivas al resolver el “Problema del Viajante”, y de hecho son los primeros animales en hacerlo.

El Problema del Viajante también conocido como Problema del Viajante de Comercio, es uno de los más famosos y de los más complejos de resolver. Consiste en encontrar la ruta más corta que le permita visitar todos los lugares en su ruta. Las computadoras pueden resolverlo mediante la comparación de la duración de todas las rutas posibles y elegir la más corta. Sin embargo, las abejas pueden hacerlo sin la ayuda de un ordenador y con un cerebro del tamaño de una semilla de pasto.

El profesor Lars Chittka de la Escuela de Ciencias Biológicas y Químicas del Queen Mary expreso: “En la naturaleza, las abejas tienen que enlazar cientos de flores de una manera que minimice la distancia de los viajes, y luego de forma fiable encontrar su camino a casa – no es una proeza trivial si usted tiene un cerebro del tamaño de una cabeza de alfiler. Sin embargo tales problemas del viajero mantienen supercomputadoras ocupadas por días. El estudio de cómo el cerebro de la abeja puede resolver tareas tan difíciles nos permitiría identificar los circuitos neuronales necesarios para la resolución de problemas complejos.”

El equipo utilizó flores artificiales controladas por computadoras para comprobar si las abejas siguen una ruta definida por el orden en que se descubrieron o si encontraban la ruta más corta. Después de explorar la ubicación de las flores, las abejas rápidamente aprendían a volar la ruta más corta.

Co-autor y colega, el Dr. Mathieu Lihoreau añade: “Hay una percepción común de que cerebros más pequeños limitan a los animales a solo ser simples máquinas de reflexión, pero nuestro trabajo con las abejas muestra avanzadas capacidades cognitivas con un número de neuronas muy limitada. Hay una necesidad urgente para entender el hardware neuronal que sustentan la inteligencia animal, y sistemas nerviosos relativamente simples, tales como los de los insectos hacen de este misterio más manejable.”

Nuestro estilo de vida se basa en redes tales como el tráfico en las carreteras, el flujo de información en la web y cadenas de suministro. Al comprender cómo las abejas pueden resolver ese tipo de problemas con un pequeño cerebro nos brindaría la oportunidad de mejorar nuestra gestión de estas redes sin necesidad de gastar mucho tiempo en una computadora.

 

Primeros animales en resolver el "Problema del Viajante".

0 Responses to “Abejas y el Problema del Viajante”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: