Agujeros Blancos

Los científicos han creído por mucho tiempo que es posible crear un agujero blanco en el fregadero de la cocina. Ahora lo han demostrado experimentalmente.

Solo se tiene que encender el grifo de la cocina y el flujo constante de agua cayendo se esparce en una forma muy particular. Alrededor del punto de impacto existe una zona circular en la que una fina capa de líquido se mueve en forma radial y a gran velocidad. En el borde de esta región la capa de líquido se vuelve abruptamente más gruesa y en consecuencia fluye radialmente con una velocidad mucho menor. Este fenómeno es conocido como  “Salto Hidráulico”.

Este salto hidráulico ha desconcertado a los físicos durante un centenar de años (John Strutt, también conocido como Lord Rayleigh, publicó la primera descripción matemática del fenómeno en 1914). Este tipo de problemas hidrodinámicos son notoriamente difíciles de abordar.

En los últimos años, el estudio de los saltos hidráulicos se ha intensificado. Esto se debe a que varios físicos han señalado que los saltos hidráulicos son ejemplos de objetos mucho más exóticos: agujeros blancos, el equivalente de tiempo invertido de un agujero negro. (Un agujero blanco es una región que puede emitir ondas y partículas, pero que las ondas y las partículas no pueden entrar). Si bien eso es una conjetura interesante, nadie ha podido formular una  prueba experimental, hasta ahora.

Gil Janes de la Universite de Nice Sophia Antipolis en Francia proporciono exactamente la prueba que todo el mundo ha estado buscando. Un agujero blanco existe si el flujo de agua a través del salto hidráulico es más rápido que las ondas pueden viajar. Esto significa que las ondas pueden escapar del agujero, pero no puede entrar en él contra la corriente.

Para probarlo recurrieron al  “cono de Mach” que consiste en meter el dedo en el disco plano de agua y el flujo en forma de V alrededor de ella es el cono de Mach. El ángulo de la  forma de V es el valor fundamental que se necesita para medir la relación entre el flujo de agua en el disco circular y la velocidad a la que las ondas viajan en la superficie de esta agua, dos propiedades características de un agujero blanco.

Sus mediciones prueban por primera vez que el salto circular es de hecho tan exótico como todo el mundo supone. “Proporcionamos una demostración experimental de que el salto hidráulico circular representa la hidrodinámica de un agujero blanco”, menciono Gil.

 

Agujero Blanco

0 Responses to “Agujeros Blancos”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: